Skip to content

Inicio

Ingresa a Foro Jóvenes

Por que es importante conversar con sus hijos adolescentes

junio 24, 2013 - ¿Qué hago?

A medida que su hijo empiece a ganar autoestima y siga su propio rumbo, su labor como padre se hace un reto cada vez más difícil. Los adolescentes pueden ser propensos a un comportamiento impredecible y a veces peligroso – incluyendo la experimentación con drogas – durante estos años críticos. Sin embargo, usted sigue siendo la mayor influencia en la vida de su  adolescente.

Los estudios que le dan seguimiento a las actitudes hacia las drogas revelan que una de las influencias más importantes en las decisiones de los hijos acerca de usar drogas es el aporte de los padres. Es más, los niños que dicen que en casa aprenden mucho acerca de los riesgos de usar drogas son hasta un 50 por ciento menos propensos a usarlas.

Medidas para prevenir el uso de drogas entre adolescentes

Investigaciones sugieren que el desarrollo del cerebro continúa a través de los años de la adolescencia hasta alrededor de los 20 años, y que la experimentación con drogas durante esta época ofrece más riesgos para el cerebro todavía en desarrollo de lo que se había pensado anteriormente. Sin embargo, son muchas las medidas que usted puede tomar para prevenir el uso de drogas entre adolescentes.

Para ayudar a su hijo adolescente a protegerse y tomar decisiones saludables:

  • Mantenga abiertas las líneas de comunicación,
  • Establezca claramente los límites y
  • Participe directamente en su vida diaria.

Es importante que conversen con frecuencia, que habitualmente escuche y que le comunique claramente a su hijo adolescente que no quiere que use drogas. Además de seguir los pasos para prevenir el uso de drogas entre adolescentes que se indican aquí, aliente a su hijo a que pase tiempo con personas que sean de buen ejemplo y que puede incluir a amigos, miembros de la familia y otros adultos que puedan ejercer una influencia positiva. Estas personas clave pueden ayudar a que su hijo evite los peligros de las drogas y reforzar las ventajas de una vida sana y libre de drogas.

Como hablar con su hijo adolescente

Los adolescentes dicen que los padres son los que ejercen la influencia más importante cuando se trata de drogas y alcohol. Es por eso que es muy importante hablar mucho con su hijo y escucharlo. Salgan a caminar o a dar un paseo en auto juntos. Debido a que no hay que verse mucho a los ojos, su hijo no se sentirá que está bajo un microscopio. Aquí ofrecemos un breve resumen de cómo el desarrollo del cerebro afecta la comunicación con los adolescentes, además de consejos para comunicarse mejor con su hijo.

Es posible que a su hijo le falten habilidades de comunicación. Es cosa del cerebro

Debido a que el córtex prefrontal del cerebro todavía no ha madurado, su hijo tiene grandes dificultades para identificar sus expresiones faciales. Tal vez usted muestre asombro, pero él piensa que usted está molesto. A eso se le agrega su tendencia a actuar por impulso (núcleo amigdalino con reacción desmedida) y su limitado control emocional (de nuevo el córtex prefrontal), lo que resulta en grandes problemas de comunicación.[1]

Y hay otra cosa más. Es posible que su hijo se comporte con una actitud difícil ante usted, debido a que siente que casi no existe ningún riesgo para él. No importa que tan mal se comporte, él sabe que usted no lo abandonará (aunque es probable que sus amigos si lo hicieran)[2]. Está poniendo los límites a prueba con usted porque se siente seguro. Considere su actitud como un halago.

Escuchar atentamente puede ofrecer una clave de lo que realmente le molesta

La próxima vez que su hijo adolescente explote, trate de escuchar atentamente para ver que hay detrás de las emociones y poder entender qué le está molestando. Esto funciona de la siguiente manera: escuche sin interrupciones (sin importar lo que su hijo diga), luego haga un resumen de lo que entendió y espere a que él lo confirme. Al final, usted tiene una idea clara de su problema y él se siente comprendido.[1]

Una vez que él haya terminado lo que tiene que decir, usted puede empezar con:

  • Me parece que sientes que…
  • Me parece entender que sientes que…
  • Me pregunto si sientes que…
  • Es correcta mi percepción de que sientes que…

Luego describa las emociones que vio en su hijo:

  • Me suena que te sientes lastimado y enojado. ¿Es así?
  • Creo escuchar que te sientes abrumado, ¿tengo razón?

O si considera que funcionaría mejor, use algo figurativo:

  • Parece que estás perdiendo la paciencia. ¿Es así?
  • ¿Sientes como si la situación estuviera fuera de control?

No se preocupe si tiene razón o no; su respuesta lo guiará. Así es como se establece la conexión.

El uso del pronombre “Yo” hace que la conversación fluya.

Expresar lo que tiene que decir puede ser complicado. Si su hijo siente que lo está juzgando o culpando, ahí se terminará la conexión. Él no puede escuchar lo que usted dice, porque está ocupado pensando cómo defenderse. El uso del pronombre “Yo” le permite expresarse sin que su hijo se sienta agredido. Describa la conducta de su hijo, lo que usted piensa de ella y cómo le afecta.[1] Luego describa en detalle lo que usted necesita. Algo así como:

  • “Cuando no regresas a casa a tiempo, me preocupa que algo terrible te haya pasado. Lo que necesito que hagas es que me llames tan pronto sepas que vas a llegar tarde para que yo sepa que estás bien”.
  • “Siento que no puedes escuchar lo que tengo que decir porque estás muy enojado. Eso me hace sentir frustrado. Necesito hablarte sobre esto más tarde, cuando los dos podamos escuchar”.
  • “Porque te quiero y quiero que estés seguro, me preocupa que vayas al concierto. Necesito saber que obedecerás nuestras reglas de no beber ni usar drogas”.

Con el uso del pronombre “Yo” usted usa persuasión (no control ni censura) para hacer que haya un cambio en su conducta. También le permite a su hijo decidir lo que va a pasar luego, otro factor importante para establecer enlaces emocionales.

 

 

 

Comparte

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Twitter